jueves, 8 de febrero de 2007

Toronto Raptors Vs Orlando Magic

No tengo mucho tiempo para escribir hoy, así que directamente os traduzco la crónica del partido entre Toronto Raptors y Orlando Magic. Traducida a partir del artículo que aparece en el periódico "Toronto Sun". (original aquí)

Nota: Buen partido tanto de Calderon (10 puntos, 11 asistencias en 23 minutos) como de Garbajosa (15 puntos, 5 rebotes, 2 asistencias, 2 tapones y 2 robos en 33 minutos)

Algo especial

Se comprobó que parar a Dwight Howard iba a ser tan duro como los Raptors esperaban, pero no es que el equipo de casa no tuviera respuesta.

Chris Bosh, que ha hecho que muchas cabezas se giren hacia él en la NBA, coincidía con el monstruo de los Orlando Magic, de 2,13m y 120 kg, canasta a canasta, mate a mate, rebote a rebote través de los tres cuartos, luego tomó el mando en el último cuarto, cuando los Raptors se hicieron con la victoria por 113 a 103.

Los Raptors ganaron el cuarto partido consecutivo (máxima de la temporada) y el decimotercero de los últimos 17. Ahora mismo se encuentran exactamente a 4 partidos del liderato de la conferencia Este.

Howard convirtió prácticamente todos los tiros que intentó (la mayoría de ellos debajo de canasta) y acabó la noche con 32 puntos (máxima de su carrera) y con 13 de 14 en tiros de campo.

Pero fue Bosh quien llevo su juego a otro nivel esta noche, con 41 puntos (máxima de su carrera y cuatro puntos más que su anterior tope) incluyendo 15 tiros libres. Sus 31 puntos en la segunda mitad son récord de la franquicia en el tiempo reglamentario.

“Chris nos arrastró esta noche” dijo Morris Peterson. “Nos arrastró con su influencia y nos llevo a la tierra prometida. Nos alimentamos de su energía.”

Incluso antes de que alcanzara el tope de su carrera, los 15.157 asistentes al Air Canada Center sintieron algo especial. Ya que cuando él aumentó la ventaja de los Raptors hasta los 6 puntos, desde la línea de personales, hacia la mitad del tercer cuarto, en el estadio empezó a oírse: ¡MVP! ¡MVP! ¡MVP!

Una vez que él se alejaba de la línea de personal, el estadio entero lo cantaba. Durante el último cuarto, el cántico comenzaba de nuevo en cada acción de Chris Bosh.

“Intentaba estar serio en la línea de tiros libres, pero me salían algunas sonrisas a pesar de saber que todavía teníamos trabajo por hacer.” Admitió.

El entrenador principal, Sam Mitchell, que intenta evitar hacer cumplidos a su jugador estrella, no tuvo más remedio que hacerlos esta noche.

“Cuando hace esas suspensiones y consigue encestar, es muy difícil de defender.” Dijo Mitchell. “¿Qué más puedo decirte? He estado diciendo durante los dos últimos años que si puede convertir los tiros libres, el puede meter 40 puntos en un partido y superar la máxima de mi carrera, y finalmente, lo hizo” (Como indicación, el tope de la carrera de Mitchell eran 37 puntos)

Casi se oculto por la actuación de Bosh pero hubo otra actuación excepcional en la pareja de bases de los Raptors, José Calderón y T.J. Ford.

Ambos jugadores hicieron un doble-doble. Calderón finalizó con 10 puntos y 11 asistencias en apenas 23 minutos, mientras que Ford hizo exactamente lo mismo en 26 minutos.

Bosh no dejó que pasara inadvertido.

“Yo he estado jugando bien, pero ellos lo han estado haciendo mucho mejor.” Dijo. “Ellos han conseguido que el equipo entero se implique esta noche.”


Autor: Mike Ganter (Toronto Sun)
Traducción: Merilú & JLA

2 comentarios:

CJ_M dijo...

Me he bajado el partido y me ha encantado, aunque en mi opinion claderon ha hecho el juego mas divertido y rapido que tj esta vez, y este ultimo ha rellenado un poco estadisticas en los minutos de la basura. Muy bien garbajosa, malos porcentajes porque le ha tocado jugarse algunos tiros jodidos en fin de posesion

red pèrill dijo...

Gracias por dedicar tu tiempo a esas traducciones.. te leo cada dia!